Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Los cabellos blancos o grises también llamada canicie, aparece debido a la disminución progresiva de los melanocitos por el envejecimiento.
Que tengamos o no canas depende de nuestra genética, si bien hay algunos factores que pueden influir en ello como por ejemplo algunas enfermedades autoinmunes como la celiaquía, la diabetes mellitus tipo 1a, la esclerosis múltiple o el vitíligo.

Además la canicie afecta de modo diferente a las personas según su raza: por ejemplo en los individuos de raza blanca aparece sobre los 34 años con un margen de 9,6 años, y a los 50 años la mitad de la población tiene la mitad del pelo blanco. En las personas de raza negra la edad de aparición de la canicie es sobre los 44 años con una margen de 10 años.
Se considera prematura aquella canicie que aparece antes de los 20 años en personas caucásicas y antes de los 30 en personas de raza negra.

Si nos referimos a la zona del cuerpo, vemos que las primeras canas salen en la barba y el bigote y cuando aparecen en el cuero cabelludo lo hacen primero en las sienes.
En general las mujeres son más propensas que los hombres a tener canas.

De igual modo otro factores facilitan el tener más o menos canas, como por ejemplo el consumo de tabaco y/o de alcohol así como el maltrato prolongado del cabello ya sea por exceso o déficit de lavado, el uso excesivo de secador o plancha o, paradójicamente, el uso de tintes permanentes que puede dañar el pelo.