Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

La caída estacional que se produce en primavera es muy parecida a la de otoño y es un proceso por el que pasa el cabello que no está en absoluto vinculado a la calvicie.

Durante las primeras semanas de la estación primaveral podemos llegar a perder cerca de 100 o 150 unidades de cabello diarias. Esto puede durar entre 2 y 4 meses dependiendo de cada persona y del tipo de cabello que tenga, afectando de igual modo a hombres y mujeres. Esta renovación capilar es muy buena para que el cabello luzca más bonito ya que entrará en una nueva fase de crecimiento. Aunque es algo normal es necesario estar atentos a la cantidad de cabello que se nos cae durante este periodo y si no excede las cantidades descritas no es preocupante.

Una vez pasada la fase del efluvio estacional el volumen y la densidad de nuestro cabello debe ser el mismo que antes del efluvio y su apariencia sana y fuerte. De igual modo debemos fijarnos en que no haya un retroceso de las líneas de crecimiento, las comúnmente llamadas entradas (sobretodo en los hombres), ya que ello significaría que sí estamos entrando en una fase de calvicie de algún tipo.

Consejos del cabello en primavera

Para lucir un pelo bonito y afrontar los meses de más calor del año con energía debemos ante todo cuidar mucho la alimentación, y no hacer dietas súper rigurosas puesto que la  pérdida excesiva y rápida  de peso puede  debilitar el organismo y consecuentemente afectar la fortaleza y vigor del cabello.

Si sufres de astenia primaveral no dudes en hacerte una analítica para ver si tienes alguna carencia de vitaminas o minerales. Si fuera así tan solo con modificar tu dieta y tal vez tomar algunos complementos seguramente podría solucionarse fácilmente.

Igual de importante es dormir bien descansando lo suficiente para que el sueño resulte reparador y nuestro cuerpo se renueve cada noche.