Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Puedes recurrir a un trasplante de pestañas, un procedimiento quirúrgico nada doloroso que se realiza de modo ambulatorio, y que te ayudará redensificar el marco de tu mirada.

Cómo lo hacemos
Tras aplicar una anestesia local y algo de sedación, procedemos a obtener las unidades foliculares de la zona del cuero cabelludo cuya consistencia se parezca más a la consistencia de la pestaña, teniendo en cuenta que por regla general las pestañas siempre son algo más gruesas y laminadas que el pelo de la cabeza.
A partir de ahí se confeccionan los injertos que contienen uno o dos pelos y se insertan en la rima palpebral o borde del párpado.
La media de unidades foliculares que podemos poner es de unas 25/30 por párpado y procedimiento. Teniendo en cuenta que tenemos aproximadamente unas 150 pestañas por párpado, esto supondría una aumento del 20%.

Cómo es el postoperatorio
Al día siguiente de la intervención saldrán unas pequeñas costras que no deben tocarse.
Los 3 días que siguen al procedimiento habrá una leve inflamación en los párpados que se disminuye fácilmente aplicando compresas frías y tomando algún antiinflamatorio.
Además es aconsejable dormir con la cabeza algo elevada y aplicar cremas a base de Árnica para ayudar a disolver el posible morado. Generalmente al 8º día ya sólo queda una ligera coloración amarillenta susceptible de ser maquillada.
Es muy importante protegerse del sol mientras haya morados utilizando un protector solar de pantalla total y gafas.
A los 8-10 días se retirarán los puntos del cuero cabelludo.

Cuánto tarda en verse el resultado definitivo
El pelo que sale de cada injerto caerá durante las primeras 3-4 semanas.
El folículo piloso que ha quedado injertado dará un nuevo pelo a partir del tercer mes.
El pelo emergente será igual al pelo de origen, por lo que es muy recomendable realizar una suave permanente de pestañas para que estas adquieran la curvatura propia de la pestaña.
Por otro lado y al ser pelo del cuero cabelludo, crecerá con la misma velocidad que el pelo, por lo que deberás recortarlo cada 10-15 días.
Veremos el resultado final a los 12 meses de la intervención, ya que es entonces cuando podremos leer el resultado de la intervención. Entre tanto es necesario realizar controles periódicos en la consulta cada 3 meses aproximadamente para ver la evolución.