Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

La época invernal es la más conveniente para realizarse un peeling facial para eliminar las capas de células muertas de la piel y lucir un rostro luminoso y lleno de vida.

A continuación te explicamos cuales son los peelings que puedes hacer según los resultados que quieras conseguir:

Son tres los peelings que puedes hacerte:

1. Peeling Superficial: mejora el aspecto de la piel dándole luminosidad y atenúa las manchas, este es el más recomendable si no se quiere sufrir una descamación visible ya que tan solo se produce un ligero enrojecimiento que desaparece en pocas horas. Puede aplicarse nuevamente pasadas 2 semanas.
Para conseguir un resultado óptimo es recomendable hacer un total de 6 peelings.

2. Peeling Medio: mejora las arrugas finas así como las lesiones pigmentadas extendidas y el acné en fase activa. Con este peeling el enrojecimiento es mayor y se produce una descamación que ya es visible. Puede aplicarse de nuevo a las 4 semanas.

3. Peeling Profundo: con el logramos disminuir en gran medida las arrugas finas y medias, renovar totalmente la piel fotoenvejecida o “photoaging”, y disminuimos las cicatrices de acné y la pigmentación. Aparece un enrojecimiento temporal de la piel durante 3 o 4 días y una descamación intensa durante un máximo de unos 10 días. Este tipo de peeling altera la vida social durante una semana debido a la descamación que se produce. Puede aplicarse de nuevo pasado 1 año.

Gracias a todo ello podremos eliminar las capas de células muertas mejorando la pérdida de la textura y luminosidad de la piel, las manchas, cicatrices de acné, arrugas finas y otras alteraciones cutáneas.

Además hacerse peelings estimula la formación de nuevo colágeno haciendo que la piel sea más suave, y esté resplandeciente. Y son recomendables en cualquier persona que tenga envejecimiento facial consecuencia de acné, arrugas finas, cicatrices, estrías, daño cutáneo por exposición solar como la queratosis actínica (manchas solares), flaccidez cutánea, melasma, poros abiertos o piel apagada.