Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Seguramente todos hemos oído decir más de una vez a alguien que “tiene las puntas del cabello abiertas”, pero ¿qué significa en realidad tener la puntas abierta?, ¿es perjudicial para la salud de nuestro pelo?

Cuando hablamos de puntas abiertas nos referimos en realidad a una alteración del tallo del pelo llamada tricoptilosis y no es más que la fractura longitudinal del extremo del tallo capilar. Así el aspecto de dicho extremo aparece desflecado y tiene el aspecto de un pincel  o una escoba.

¿Por qué tengo las puntas abiertas?

Los factores que hacen que suframos tricoptilosis son externos y se refieren a un exceso de tratamientos térmicos o químicos como por ejemplo temperatura excesiva del secador, las planchas de alisado, las permanentes, los tintes, las decoloraciones etc…Aunque también puede influir el peinado agresivo del cabello o el mero hecho de querer lucir peinados complejos.

Prevención y solución

Para prevenir las puntas abiertas es importante utilizar adecuadamente secadores y planchas de cabello controlando la temperatura de las mismas, tener precaución en la aplicación de tratamientos químicos como los alisados, las decoloraciones o las permanentes. Es importante aplicar mascarillas y acondicionadores para hidratar el cabello y peinarlo siempre suavemente cuando esté seco ya que si lo hacemos cuando está mojado es más fácil que se rompa o quiebre. Además de cortar las puntas regularmente (máximo cada 10 o 12 semanas) para evitar daños mayores. Una vez que el problema se ha instalado en nuestro cabello lo más sencillo es cortar 1 o 2 cm las puntas para que vuelva a lucir bonito.

La tricoptilosis no afecta a la salud del cabello a no ser que derive en casos muy extremos en que llegue hasta la raíz del mismo, ocasionando pérdida de bulbos y consecuentemente una disminución de la densidad capilar. Si bien esto ocurre en contadísimas ocasiones.

En general es un problema estético más que de salud, y el hecho de cortarlas no  tiene nada que ver con un crecimiento o caída del cabello más o menos rápido.