Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Cuando hablamos del crecimiento del cabello hemos de partir de la base de que la longitud del mismo es una característica genética, es decir, desde que nacemos tenemos determinada cuál va a ser la longitud máxima del pelo que tenemos en la cabeza.

Para entender esto debemos saber que el crecimiento medio del cabello durante la fase de crecimiento o también llamada anagen es de 1 cm al mes aproximadamente. Tras esta fase vienen las fases catagen (de transición) y telogen (de reposo) y el pelo se cae y vuelve a iniciarse la fase de crecimiento.

Así pues las personas con buena salud que tengan la misma edad tendrían la misma velocidad de crecimiento del cabello. No obstante la duración de la fase anagen (de crecimiento) puede ser diferente entre unos y otros con una oscilación entre 2 y 7 años, y es esa duración la que viene determinada genéticamente, y lo que hará que unas y otras personas tengan una longitud de cabello mayor o menor a lo largo de su vida.

Factores que pueden hacer que se retrase el crecimiento

Al margen de lo que dictamine nuestra genética, existen algunos factores que pueden hacer que el pelo crezca más o menos lentamente:

-La edad: cuando nos hacemos mayores todo el organismo ralentiza sus funciones y también lo hace el cabello, que crece más despacio.

Carencias nutricionales: una dieta pobre en los elementos necesarios para el crecimiento del pelo.

-Trastornos psiquiátricos: una depresión o problemas psíquicos ralentizan las funciones orgánicas entre las que se incluye el crecimiento del cabello.

Cambios biológicos: la menopausia es uno de los más destacables.

Así pues es cierto que el crecimiento del cabello está determinado genéticamente pero hay muchos factores externos que pueden variarlo a lo largo de la vida.