Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Como ya dijimos anteriormente existen dos tipos de alopecia:
Alopecia cicatricial: son aquellas en las que existe daño, malformación o destrucción de las zonas del folículo piloso
Alopecia no cicatricial: en las que el folículo piloso no se destruye, aunque sufra otos cambios funcionales que hace que desaparezca el pelo temporalmente. Es decir alopecias reversibles.

Para poder distinguir unas de otras vamos a definir las alopecias no cicatriciales más importantes:
1. Síndrome de anágeno laxo
2. Síndrome de anágeno corto
3. Efluvio felógeno debido a: Fármacos, causa psíquica, del recién nacido, falta de hierro, enfermedades inmunológicas como dermatomiositis, lupus eritematoso
4. Tricotilomanía
5. Calvicie o alopecia androgenética o de patrón femenino
6. Alopecia areata
7. Alopecia traumática por presión: pérdida de cabello debida a un trauma físico o mental

Este tipo de alopecias se pueden tratar y en la mayoría de casos se consigue que el pelo vuelva a nacer en la zona ya que, como vemos, muchas de ellas son debidas a factores externos o puntuales en la vida de la persona.