Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Sustancias de relleno

Con el paso del tiempo y la ayuda de factores genéticos, el sol, el estrés y hábitos gestuales, la piel empieza a perder brillo, luminosidad y elasticidad; comienzan a aparecer finas arrugas que en poco tiempo se transforman en fisuras o surcos.

Otros factores como la pérdida de grasa subcutánea, debido a su natural reabsorción provoca la formación de ojeras y depresiones a nivel de las mejillas. El volumen de los labios también puede estar disminuido o alterado por el uso de prótesis dentales o por el hábito de fumar. Algunas enfermedades o patologías sufridas en la adolescencia como la varicela o el acné, pueden haber dejado también huella en el rostro, espalda y/o escote.

Arrugas, surcos, fisuras tienen un tratamiento correctivo eficaz: las Sustancias de Relleno que van a ocupar el espacio que le falta a la dermis media o profunda (segunda capa de la piel, donde se encuentran las fibras de colágeno y elastina).

La elección del tipo de sustancia depende de la composición de la misma, de la experiencia del profesional, del grado de envejecimiento del paciente y del estado general del mismo.

¿Qué esperar del tratamiento?

Lo más importante que se debe recordar es que los rellenos de piel no tienen resultados permanentes, ya que parte de la sustancia se reabsorbe.

La ventaja consiste en que la aplicación de estos productos reestructura la piel, devolviéndole hidratación, elastina y colágeno, evitando la involución del tejido. A la larga observamos que el mantenimiento requiere menor cantidad de producto progresivamente.

Modo de aplicación

La aplicación se realiza mediante pequeñas punciones o bien con cánula fina.

Dado que el pinchazo puede ser doloroso, previamente a la infiltración puede aplicarse crema anestésica que amortigua un poco el dolor, si bien en infiltraciones puntuales y en función del área a tratar no es necesario ya que el dolor es puntual, momentáneo y muy bien tolerado.

La aplicación con cánula evita la posible aparición de hematomas superficiales aunque provoca un poco más de inflamación (24 h).

Efectos secundarios

Inmediatamente después de la aplicación se observa enrojecimiento, con mínima hinchazón local y edema. Ambos remiten a las 24-48 horas como mucho. Estos efectos se pueden disimular si se desea con un poco de maquillaje.

 

 

Tipos de rellenos

Las sustancias de relleno se pueden dividir en 2 grandes: las temporales o reabsorbibles y las permanentes.

Las sustancias de relleno permanentes no las utilizamos en el instituto Trius debido a la gran cantidad de reacciones secundarias que pueden producir a corto y largo plazo (inflamación, sobreinfección, encapsulamiento, migración, etc.) Además, el un relleno permanente e inmóvil no se adapta a un tejido en constante evolución.

Las sustancias de relleno reabsorbibles o temporales permiten una adaptación según las necesidades y no presentan apenas efectos secundarios, que en cualquier caso, son transitorios.

En el Instituto Trius utilizamos:

En la actualidad es la mejor sustancia de relleno Se trata de una sustancia absolutamente biocompatible, ya que es un componente natural del organismo que posee una gran capacidad para captar agua y restaurar la hidratación de la piel, manteniendo su elasticidad y creando volumen.

El ácido hialurónico trabaja, además de dando volumen, tratando la matriz de la piel, el tejido propiamente dicho, reconstituyéndolo, de manera que la aplicación continuada (mantenimiento) de esta sustancia va reestructurando la piel por lo que con el tiempo la cantidad de volumen de relleno necesario irá disminuyendo.

Se presenta en diferentes densidades y reticulaciones que, en función del área, el estado de la piel y la finalidad del tratamiento (hidratación o relleno) se escogerá una u otra.

Es un inductor del colágeno reabsorbible que puede ser utilizado también como sustancia de relleno para corregir surcos (rictus) o depresiones (mejillas hundidas) o déficit de volumen (pómulos, mentón, nariz).

Consiste en el procesamiento de la grasa del propio paciente para dar volumen o relleno a las áreas corporales que lo precisen. Dado que siempre existe un porcentaje importante de reabsorción a corto plazo, generalmente se realiza una sobrecorrección.

Este tipo de relleno tiene la ventaja de que no produce ningún tipo de reacción a cuerpo extraño, al tratarse de la propia grasa. Si bien puede precisar varias sesiones y, el procedimiento resulta más traumático que la inyección de ácido hialurónico, este tipo de relleno tiene una duración mucho más larga que el anterior.

No todas las arrugas o surcos se tratan de la misma forma, hay que valorar el estado de la piel y la profundidad de la arruga o surco.

En ocasiones se precisa dos tipos de concentraciones de ácido hialurónico: más denso para ponerlo en profundidad y otro menos denso para alisar la arruguita que queda más superficialmente, es lo que se denomina técnica sándwich.

En general es preferible realizar una primera sesión de relleno y hacer una segunda sesión a los 15 días (máximo 1 mes) para acabar de corregir la arruga o el defecto, en caso de que sea necesario.

En caso de utilizar ELLANSÉ® (PCL), si quedara alguna arruga superficial, se podría utilizar Ac. Hialurónico para alisarla, aunque no suele ser necesario.

Si el relleno se ha realizado con grasa, puede precisar de un “retoque” a los 2 meses dado que no podemos controlar el grado de reabsorción del implante. Generalmente se reabsorbe el 50% de lo que se infiltra por lo que se hipercorrige inicialmente.

El tratamiento de los labios se realiza con ácido hialurónico.

Para mejorar la hidratación de los labios se utilizará ácido hialurónico de muy baja densidad con lo que no aumenta el volumen, el labio se presenta más terso, fresco y sin pieles secas. Este tipo de tratamiento es muy interesante de cara al invierno.

Cuando se requiere aumento de volumen, se utilizará un ácido hialurónico especialmente diseñado para tal efecto, reticulado y más denso pero que permita una perfecta movilidad y sin formación de cúmulos de sustancia localizados.

En el tratamiento de las ojeras se deben valorar dos factores: la existencia de pigmentación más oscura (y en ese caso si es marrón o violácea) y la presencia de depresión. Cada uno de ellos requiere su propio tratamiento.

En el caso de ojera que presenta depresión, ésta puede mejorar con la inyección de ácido hialurónico, plasma rico en plaquetas.

Característicamente en esta zona las sustancias de relleno tienen una larga duración (más de un año).

La pigmentación se tratará de diferentes maneras en función del origen de la misma. Puede tratarse con cremas despigmentantes en casa y peelings en la consulta. La carboxiterapia mejora mucho la coloración violácea de las ojeras, debida a la transparencia de la trama vascular en esta zona.

En caso de asimetrías o corrección de volumen, ya sea a nivel de pómulos (que con los años tienen tendencia a bajar), a nivel de mentón (falta de proyección) u otras áreas como la nariz, se pueden corregir mediante la infiltración de ácido hialurónico de alta densidad y reticulación, que mantiene el resultado durante un año y medio aproximadamente.

El ELLANSÉ® (PCL), también nos permite hacer este tipo de correcciones.

Share This