Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

 Restauración de trasplantes de pelo anteriores

ZONA DONANTES

Actualmente, se pueden reparar o disimular las cicatrices lineales más o menos anchas, realizadas en trasplantes anteriores en los que se utilizó la técnica FUSS (o técnica de la TIRA).

Existen dos opciones:

1-Trasplantar injertos en la cicatriz utilizando la técnica FUE:

Se trata de un pequeño trasplante de pelo en la propia cicatriz.

Los injertos se obtienen mediante la técnica FUE y sin necesidad de rasurar todo el cuero cabelludo dado que se suelen precisar entre 100 y 400 injertos. Se rasuran únicamente pequeñas áreas lineales (de 2 mm de anchura) que quedan escondidas por el pelo inmediatamente superior no rasurado.

De esta manera al día siguiente está en condiciones tanto estéticas como físicas para continuar con su vida habitual.

 2- Micropigmentación de la cicatriz:

Consiste el tatuaje de la cicatriz para sombrearla del mismo color que el pelo y evitar que se “transparente” el color blanco de la misma.

Dado que el pigmento cambia su tonalidad con el tiempo, precisa la repigmentación a los 2 años aproximadamente.

 

ZONA RECEPTORA

Los trasplantes realizados hace más de 15 años suelen tener el aspecto de “pelo de muñeca” que puede ser reparado para darle naturalidad.

Utilizando la técnica FUE, se rebaja el diámetro de los injertos antiguos, reutilizando los pelos así obtenidos para injertarlos entre los antiguos injertos.

Se obtendrán más injertos de la zona donante (con técnica FUE o FUSS) que se implantarán en la zona más anterior o primera línea capilar y entre injertos antiguos. De esta manera los antiguos y gruesos injertos quedarán camuflados entre los nuevos pelos implantados.

Los resultados son muy satisfactorios y el paciente deja de estar preocupado por camuflarse los injertos de “pelo de muñeca”.

Share This