Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Uno de los tratamientos que proponemos en el Instituto Trius para el problema de caída del cabello es la aplicación del Plasma Rico en Plaquetas (PRP), un concentrado de plaquetas que se consigue haciendo uso de la sangre del paciente. Este preparado lleva consigo unas proteínas muy valiosas para el cabello, con las que podemos lograr la regeneración de los tejidos. Además, constituyen un factor de crecimiento, ya que estimula los procesos celulares.

¿En qué consiste el Plasma Rico en Plaquetas?

Es una técnica novedosa que se basa en el aislamiento de los factores de crecimiento que están presentes de manera natural en la propia sangre. Estas propiedades son las que propician una cicatrización correcta, la coagulación o la regeneración tisular, entre otros procesos importantes del organismo.

¿Por qué funciona el Plasma Rico en Plaquetas cuando se aplica?

Cuando tenemos una herida abierta y el organismo responde con las plaquetas, que se unen en el lugar afectado para taponar la herida y evitar la pérdida de sangre. En este momento se activan los gránulos alfa de las membranas celulares, cuyo contenido constituye un ejemplo de los llamados factores de crecimiento.

Entre sus efectos en el ámbito capilar se encuentran la vascularización del folículo piloso, el aumento del tamaño del folículo y también de la propia hebra pilosa.

El folículo da un número concreto de pelos durante toda la vida, y con el paso de los años el pelo se hace más fino y decolorado. Sin embargo, aún entonces tiene la capacidad de transformarse y regenerarse.

En pacientes con una pérdida moderada del cabello, la aplicación del Plasma Rico en Plaquetas estimula la formación de colágeno elastina y ácido hialurónico, logrando frenar la caída del pelo.

¿Qué resultados se verán?

La hebra pilosa puede engrosarse, según estudios realizados, alrededor de un 10% a los 4 meses.

¿Cuánto dura la sesión para el paciente?

Será de unos 20 minutos entre la extracción de sangre y la infiltración del Plasma. Aunque el proceso no causa dolor, puede resultar algo molesto en pacientes sensibles. No se percibirán molestias al día siguiente, a excepción, como mucho, de una ligera sensación cuando el paciente se toca la zona que se ha sometido a la infiltración del PRP.

En el Instituto Trius recomendamos realizar un total de tres sesiones en un periodo de tres meses, para que así los resultados sean los óptimos. Estos se percibirán al mes de haber iniciado el tratamiento.