Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Despigmentación

La pigmentación cutánea es la coloración de la piel por el depósito en ella de melanina.

La melanina es un pigmento de color negro o pardo negruzco en forma de gránulos que existe en ciertas células de la piel llamadas melanocitos. La melanina determina el color de la piel.

Debido a la herencia genética podemos tener más o menos concentración de melanina en la piel. Algunas personas no tienen o tienen muy poca melanina en sus cuerpos, lo cual se conoce como albinismo.

El aumento de la producción de melanina en la piel se llama melanogénesis. El daño inducido por la radiación Ultravioleta (UV), estimula la melanogénesis y esto lleva desarrollar el bronceado de la piel.

Alteraciones en la pigmentación pueden desencadenar alteraciones en la coloración de la piel, tanto por exceso como por defecto.

  • Por exceso: manchas (lentigo), melasma o cloasma, hiperpigmentación postinflamatoria
  • Por defecto: vitíligo
¿Qué es el lentigo?

El lentigo es una hiperpigmentación que se presenta como pequeñas manchas en la piel, color marrón o negro, bien delimitadas.

Existen dos tipos fundamentales de lentigo: lentigo simple, lentigo solar o senil.

El lentigo simple aparece en la infancia y no está relacionado con la exposición solar. Son pequeñas (menos de 5 mm) y planas, de color entre el negro y marrón claro, redondeadas u ovales, de bordes regulares y de coloración homogénea. Las podemos encontrar cualquier región de la superficie cutánea.

El lentigo solar o lentigo senil sí guarda relación con la exposición solar, por lo que suele localizarse en zonas como la cara, escote, brazos. Es una mancha plana, de color amarillo claro, marrón claro o marrón oscuro, uniforme, de mayor tamaño que el lentigo simple (1 a 3 cm), de contornos irregulares pero bien definidos.

Aparece en personas de edad avanzada, generalmente asociada a otras manifestaciones cutáneas de fotoenvejecimiento. Suelen ser múltiples, crecen con lentitud y tienen tendencia a confluir. Tras cesar la exposición a la radiación solar, pueden aclararse ligeramente, sin embargo algunos persisten indefinidamente.

¿Qué es el melasma?

El melasma también conocido como cloasma, máscara del embarazo, manchas del hígado es la coloración oscura de la cara que afecta la frente, las mejillas y el área del bigote, presentándose como parches que se extienden al cuello algunas veces.

Es un trastorno cutáneo muy común y, aunque puede afectar a cualquier persona, las mujeres jóvenes (30 y 40 años) con tonos de piel canela lo tienen con más frecuencia.

El melasma se asocia a menudo con las hormonas femeninas estrógenos y progesterona. Es especialmente común en mujeres embarazadas, entre aquellas que están tomando pastillas anticonceptivas (anticonceptivos orales) y entre las que toman hormonoterapia durante la menopausia.

La exposición al sol también es un factor de riesgo importante para desarrollar melasma.

El melasma con frecuencia se desvanece en algunos meses después de haber suspendido los anticonceptivos orales o la hormonoterapia, o después de un parto, pero puede reaparecer con otros embarazos o con el uso de estos medicamentos.

Es un problema cosmético importante que incide en la calidad de vida, en la autoestima y tiene implicaciones sociales particularmente en culturas donde la apariencia lisa y tersa de la cara es un signo de salud.

Tratamiento de las pigmentaciones

Después de una evaluación médica, se inicia la terapia de una forma suave, si se utilizan sustancias muy abrasivas corremos el riesgo de irrita la piel y esto nos pueda llevar a un problema mayor de hiperpigmentación llamado pigmentación postinflamatoria.

La terapéutica incluye:

  • Cremas protectoras del sol todo el año, si hay exposición al sol la aplicación debe ser cada dos horas.
  • Cremas depigmentantes.
  • Peelings químicos superficiales y o medios en función de la mancha, se aplicarán a toda la cara o a la mancha en concreto (spot peeling).
  • Si es necesario se utilizará laser.

Los resultados se verán después de meses de tratamiento. Recuerde que la pigmentación en general es un proceso de aparición lenta y asimismo es su cura.

¿Qué puedo esperar con el tratamiento?

Es normal que durante el procedimiento aparezca una sensación de picor o sensación de quemazón, enrojecimiento y pelado posterior más o menos importante.

¿Cuándo me puedo hacer el tratamiento?

El tratamiento puede realizarse en cualquier época del año, aunque es preferible realizarlo durante los meses en que el sol no incide con tanta intensidad como en otoño, invierno y primavera.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

Las manchas pueden desaparecer al segundo o tercer mes de tratamiento, el tratamiento para quitar el melasma puede durar más de nueve meses.

¿Me puedo aplicar maquillaje?

Generalmente se puede aplicar maquillaje, aunque lo debe consultar con su médico.

Share This