Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Parches transdérmicos

Los parches transdérmicos se empezaron a usar en los años 70 para tratar determinadas enfermedades. Su principal ventaja es que garantizan la máxima penetración de los activos hasta la dermis, actúan por oclusión, impidiendo la evaporación de agua y permiten difundir mejor los principios activos que llegan directamente a la dermis.

  • Llegan a las capas más profundas de la piel.
  • Es un soporte de alta precisión y efecto intensivo.
  • Contienen la dosis exacta de activos que pasan a la dermis en su totalidad.

La tecnología transdérmica tiene multitud de usos en el campo de la salud y la estética. Son perfectos para resolver o mejorar problemas como la celulitis, fiebre, dolores musculares, menopausia, caída del cabello, etc. Incluso se pueden utilizar para otras aplicaciones como potenciar el bronceado.

 

¿Cómo se aplican los parches transdérmicos?

Los parches transdérmicos se aplican lo más cerca posible del lugar donde está el problema y en rotación cada 24 h, es decir, en la frente, sien, parte posterior de la oreja y nuca, alternando el punto de aplicación de forma rotativa.

Se recomienda un uso continuado de 30 días seguidos como mínimo, y mejor si es durante 60 días. Se puede repetir la aplicación completa a lo largo del año.

¿Cómo actúan?

Aplicados durante 24 horas consecutivas, activan la microcirculación de los vasos capilares a nivel epidérmico. De esta forma, los nutrientes llegan hasta la raíz del pelo, actuando contra la alopecia y dejando crecer una melena fuerte y llena de vitalidad.

Sus principales propiedades:

  • Frena la caída del cabello
  • Favorece su crecimiento
  • Mejora el riego sanguíneo epidérmico
  • Crece un pelo más nutrido
  • Sirve par hombres y mujeres
  • Se aplica fàcilmente

¿Quién puede utilizar los parches transdérmicos?

Los Parches Anticaída Capilar combaten de forma eficaz la pérdida de cabello. Son muy efectivos para frenar los efectos de la alopecia masculina de tipo hormonal y hereditaria, así como la causada por situaciones de mucho estrés o cansancio, tanto en los hombres como en las mujeres.

Share This