Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Minoxidil

El minoxidil es un vasodilatador que en principio se utilizaba para tratar a pacientes con hipertensión arterial.

Fruto de la casualidad, se descubrió que tenía unos efectos secundarios muy interesantes consistentes en la regresión de la calvicie, y de forma menos eficaz en provocar nuevo crecimiento capilar.

Lleva más de 15 años en el mercado. En los 80, la Norteamericana Upjohn Corporation, comenzó a producir una solución con minoxidil concentrado al 2% para tratar la calvicie y la pérdida de cabello, bajo el nombre comercial norteamericano de Rogaine. En el resto de países se llamó Regaine.

Normalmente el Minoxidil se utiliza en concentraciones del 2 al 5%, teniendo que buscar la que sea más efectiva para cada persona en concreto.

Mecanismo de acción

Este fármaco tópico provoca vasodilatación o aumento de la vascularización a nivel capilar provocando un mayor aporte de oxígeno y nutrientes al folículo piloso.

A nivel del pelo, alarga la fase de crecimiento o anágena del ciclo capilar.

Posibles efectos secundarios

En algunos casos y a concentraciones del 5% se han detectado hipotensiones arteriales en pacientes susceptibles, con cefaleas leves. En otras ocasiones puede producirse irritación del cuero cabelludo. Ambos efectos desaparecen al disminuir la concentración.

En algunas mujeres, la utilización del minoxidil al 5% puede provocar hipertricosis facial (aumento del vello facial), por lo que es aconsejable su uso a porcentajes inferiores y aplicarlo única y exclusivamente en el cuero cabelludo, evitando la cara y lavando bien las manos después de su aplicación.

Al inicio del uso de minoxidil puede producirse un efluvio telógeno, o aumento de la caída de pelo, ello es debido a la sincronización de muchos folículos pilosos en las fase de reposo del ciclo capilar. Este efecto desaparece al mes de su utilización aproximadamente.

Al igual que el finasteride, el minoxidil debe usarse de forma continua para mantener los resultados, ya que si se dejan, el proceso de pérdida de pelo puede reaparecer. Estos medicamentos pueden no funcionar en todos los pacientes, pero se ha demostrado su efecto beneficioso en muchas personas.

La combinación de minoxidil y finasteride puede proporcionar un efecto aditivo beneficioso en hombres con alopecia androgenética.

Share This