Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Mesoterapia

La mesoterapia es una técnica inventada en 1952 por el médico francés Michel Pistor. Consiste en infiltrar sustancias medicamentosas en el lugar de la patología mediante dosis intradérmicas mínimas y regionales para llegar hasta el órgano afectado más rápido, con dosis más bajas y durante un periodo más prolongado.

Su uso en la cara (mesolifting), proporciona rejuvenecimiento, hidratando y revitalizando la piel y actuando contra la flaccidez. A nivel capilar se usa para el fortalecimiento del cabello. En zonas corporales se utiliza para paliar la celulitis y disminuir adiposidades localizadas siempre que se acompañe de una dieta adecuada.

¿Cómo se aplica la mesoterapia?

La mesoterapia no es dolorosa, aunque puede causar alguna molestia, para disminuir al máximo la sensación, y en función del área que vaya a ser tratada, se aplica una crema anestésica durante 20-30 minutos antes de la sesión.

Previa limpieza de la piel y ayudados con una pistola de inyección, se realizan múltiples micro-pinchazos muy superficiales, con una aguja muy fina (32G).

En general se realizan sesiones de 15 minutos. Dependiendo de la sustancia que se infiltre, las sesiones se realizarán una vez por semana durante unas 6-10 semanas como en el caso del tratamiento de la celulitis y cúmulos grasos, o bien 1 vez cada 15 días como en el caso de las vitaminas faciales y factores de crecimiento por un total de 3-4 sesiones. Posteriormente se pueden recomendar sesiones de mantenimiento 2 a 3 veces al año

Tanto el número de sesiones como la frecuencia de las mismas se valorarán para cada caso y área a tratar concretos.

¿Para qué sirve la mesoterapia en medicina estética?

En medicina estética se utiliza la mesoterapia para nutrir la piel, mejorar el pelo, tratar alteraciones cutáneas y corporales tales como: envejecimiento facial, falta de hidratación, flaccidez, celulitis, ojeras y cicatrices.

  • A nivel facial estimula el colágeno y nutre la piel. Se utilizan productos revitalizantes, como vitaminas, minerales, homeopatía e hidratantes y reconstituyentes como el ácido hialurónico. Generalmente se realizan 3-4 sesiones durante 4 semanas, es conveniente realizar una sesión de mantenimiento cada cinco o seis meses. Se puede realizar junto con un peeling, obteniendo mejores resultados, al tratar la piel externa e internamente.
  • A nivel capilar se inyectan vitaminas y sustancias fortalecedoras del pelo. Sirve para retrasar su caída, mejorar el crecimiento y fortificar y estimular la circulación del cuero cabelludo. Se realiza una sesión semanal o quincenal en un total de 6, y a continuación se pasa a una frecuencia de 1/mes durante 3 ó 4 meses más, siempre en función de cada caso concreto.
  • A nivel corporal se realizan tandas de 8 a 10 sesiones, con una cadencia de 1/semana. Se utilizan productos homeopáticos y ALIDYA® para el tratamiento de la celulitis y mejorar la textura de la piel.
    DC5A3397
  • Vitaminas
  • Antioxidantes
  • Minerales
  • Ácido hialurónico no reticulado
  • Homeopatía
  • Factores de crecimiento
  • Personas que se hayan realizado una intervención quirúrgica en la zona a tratar y no han transcurrido al menos cuatro meses.
  • Personas con determinadas enfermedades o infecciones cutáneas.
  • Personas que presenten alergias a alguno de los componentes.

Es normal que durante el procedimiento aparezca una sensación de picor, dolor leve, pápulas de pequeño tamaño en puntos de punción, enrojecimiento e inflamación.

Es aconsejable el uso de protectores solares con un factor mayor de 20. En caso de que haya salido algún pequeño morado, se puede aplicar un maquillaje para taparlo.

Share This