Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Factores de crecimiento – Plasma rico en plaquetas

El plasma rico en plaquetas (PRP) es un concentrado de plaquetas obtenido por centrifugado de la sangre del propio paciente, que contiene proteínas, especialmente factores de crecimiento (FC), responsables de la coagulación, cicatrización y regeneración tisular.

¿Cómo actúa el plasma rico en plaquetas?

De forma natural, cuando se produce una rotura del tejido (por una herida por ejemplo), se produce la llamada agregación plaquetar, dicho de otra manera, las plaquetas se apelotonan o juntan para formar un tapón (“tapón plaquetario”) que cierra la herida y evita la pérdida de sangre. Durante la agregación plaquetaria o al contacto de las mismas con el tejido conectivo, las membranas celulares de las plaquetas son activadas liberando el contenido de sus gránulos alfa, los factores de crecimiento. Cuando estos factores de Crecimiento se unen a los receptores de la membrana celular, la célula se activa o inhibe en sus funciones.

Existen varios tipos de factores de Crecimiento, encargados cada uno de ellos de una función en diferentes tejidos. Así, los factores de crecimiento regulan la remodelación de la piel y, por tanto, desempeñan un papel de gran importancia en el aspecto de la misma, disminuyendo con la edad su producción y perdiendo actividad. Por otra parte, los factores de Crecimiento intervienen como control externo del ciclo celular: estimulan la migración celular y la proliferación celular aumentando la velocidad de la mitosis (multiplicación celular) de todas las células con receptores adecuados, la diferenciación celular y la apoptosis (muerte celular programada). También aumentan el metabolismo celular, estimulando los procesos celulares para la regeneración tisular y cicatrización de las heridas (reparación, remodelación).

En la piel estimulan los procesos de división, migración y diferenciación de las células epiteliales, aumento de la síntesis celular de queratinocitos, células endoteliales, fibroblastos, monocitos y macrófagos. Además, estimulan la síntesis de colágeno, elastina y proteoglicanos. Tienen una importante actividad angiogénica (formación de nuevos vasos sanguíneos).

¿Cómo se realiza?

En primer término se precisa realizar una extracción de aproximadamente 16 cc de sangre del paciente. Seguidamente se procesa mediante centrifugado, para obtener 8cc de Plasma Rico en Plaquetas.

A continuación se aplicará en forma de múltiple micro-punción (nappage), en forma de mesoterapia o en forma de relleno para dar volumen a las arrugas en función de las necesidades.

Se dejará una fina película de PRP sobre la cara durante 10 minutos para que actúe de forma tópica, mejorando aún más el aspecto de la piel.

Resultados

La inyección subcutánea de Factores de Crecimiento produce fuertes cambios sobre la piel envejecida: restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor, recupera la consistencia elástica y mejora la circulación sanguínea estimulando las secreciones e incrementando la tersura y apariencia de la piel

El procedimiento es ambulatorio y realizado en consulta, generalmente no precisa anestesia aun cuando con los peeling profundos se suele emplear la sedación. Se puede realizar en un tiempo aproximado de 10 a 20 minutos.

¿Cuánto dura todo el proceso?

Aproximadamente 30 minutos entre la extracción y la infiltración del PRP en el tejido.

¿Es doloroso?

Dado que se realizan micropunciones, puede notarse una ligera molestia que puede ser minimizada con la aplicación tópica de crema anestésica (EMLA), previamente (20 minutos).

¿Cómo saldré de la consulta?

Podrá notar un ligero enrojecimiento de la zona tratada.

¿Tendré molestias al día siguiente?

Como en cualquier ocasión en que se realicen punciones puede salir un pequeño morado que se desvanece rápidamente precisamente gracias a la infiltración de los factores de crecimiento.

¿Cuándo notaré el efecto?

Ya al día siguiente se nota una piel más luminosa. Debido al mecanismo de acción de los Factores de Crecimiento, el efecto será más importante conforme pase el tiempo y el número de aplicaciones, con importantes efectos sobre la textura y estructura de la piel.

¿Cuántas sesiones hay que hacer?

Cuando se empieza el tratamiento para revitalizar la piel, conviene realizar 3 sesiones distanciadas cada 2 semanas. En caso de tratamiento mesoterápico y de relleno para tratar arruguitas, conviene realizar 2 sesiones distanciadas por 3 meses. Las sesiones de mantenimiento se realizarán 1 vez al año aproximadamente salvo otra indicación.

Share This