Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

Electroforoporación

¿En qué consiste la electroforoporación?

La electroforoporación es una forma de penetración de sustancias, a través de la piel, no invasiva, rápida, segura y altamente eficaz que combina los principios de la electroporación y la electroforesis.

La electroporación consiste en la aplicación de breves impulsos de voltaje sobre las células y tejidos. Estos impulsos eléctricos especiales actúan en las membranas de las células y más concretamente en los espacios intercelulares lipídicos, provocando cambios moleculares que llevan a la formación de ultramicroporos que en su conjunto, aumentan la permeabilidad cutánea, particularmente en el estrato córneo.

La electroforesis se aplica al transporte de sustancias a través de la piel en forma iónica mediante una corriente continua.

¿Para qué se utiliza?

La electroforoporación tiene muchas aplicaciones, las más destacables son:

  • Tratamiento para la celulitis
  • Tratamiento para las estrías
  • Tratamiento para la flacidez
  • Tratamiento antienvejecimiento
  • Tratamiento post solar
  • Tratamiento para las manchas
  • Tratamiento para la caída de pelo

Este tipo de procedimiento se realiza bajo anestesia local, puede asociarse o no sedación, aunque no es necesario si el paciente no es demasiado ansioso, aun así, se administrará por vía oral o intramuscular un tranquilizante que permitirá al paciente estar más relajado.

¿Cómo se aplica?

A través de un electroforoporador que tiene forma de roll-on, al que se adapta el gel con el principio activo concreto, se realiza un suave masaje sobre la zona a tratar durante 20 minutos aproximadamente.

Cada tratamiento concreto tiene un protocolo de sesiones, en el caso del tratamiento anticaída, se debe realizar una sesión semanal durante 10 semanas, posteriormente es recomendable realizar una sesión mensual. Es preferible hacer el tratamiento previamente a las estaciones del año en las que la caída capilar es mayor como en primavera y otoño. En casa se debe realizar tratamiento con ampollas, a días alternos.

No es un procedimiento doloroso en absoluto. Durante los 3 días que siguen al procedimiento se deben aplicar compresas frías en los párpados para ayudar a remitir la inflamación. Esta inflamación es poco duradera (2 días aproximadamente). Medicación antiinflamatoria durante 6 días aproximadamente. Medidas posturales como dormir con la cabeza algo elevada. Aplicación de cremas a base de Árnica para ayudar a disolver el posible morado. Generalmente al 4º día ya solo queda una ligera coloración amarillenta susceptible de ser maquillada.

Al día siguiente de la intervención la zona presenta ya unas costras que no deben tocarse ni arrancarse. La zona permanece enrojecida durante unos 15 días aproximadamente. A partir de la semana del procedimiento o desde el momento en que saltan las costras puede empezar a maquillarse la zona si fuera necesario. Es importante protegerse del sol mientras dure el eritema, para ello debe utilizar un protector solar de pantalla total. A los 8-10 días del procedimiento se retirarán los puntos del cuero cabelludo.

¿Cómo saldré?

La aplicación del gel sobre el cuero cabelludo provoca la humectación parcial del pelo por lo que tendrá el mismo aspecto a cuando se aplica un fijador capilar. Al día siguiente ya se puede lavar el pelo con normalidad.

Share This