Tel. 93 414 25 55 - C/ Balmes, 310 1º - 2ª Barcelona info@institutotrius.com

La carboxiterapia consiste en la infiltración de CO₂ en el tejido con fines terapéuticos.

Las consecuencias del aumento de concentración de CO₂ en el lugar de punción son:

  • Aumento del flujo sanguíneo y por tanto una hiperoxigenación del tejido. Esta es una de las consecuencias más importantes y evidentes, lo que provoca una mejoría importantísima del metabolismo del tejido y por tanto estimula la formación de colágeno mejorando de una manera evidente el espesor de la piel y su coloración.
  • Vasodilatación ateriolar.
  • Drenaje del medio extracelular.
  • Estimulación de las células pluripotenciales del tejido.
  • Acción lipolítica, es decir, reducción del tejido graso.

¿Para qué se utiliza?

Debido a esta hiperoxigenación del tejido, tiene efectos beneficiosos en diferentes áreas:

Medicina estética:

  • Celulitis: al estar alterada la circulación, y por tanto la oxigenación del tejido graso, al aplicar la carboxiterapia se normaliza el tejido en pocas sesiones
  • Pre y post liposucción
  • Ojeras: disminuye mucho la coloración violácea
  • Flacidez
  • Estrías
  • Mejora estética de las cicatrices
  • Rejuvenecimiento facial y escote, corporal, manos…

Dermatología:

  • Alopecia
  • Psoriasis
  • Acné
  • Pre y postoperatorio de injertos de piel

Otras especialidades médicas, como la medicina deportiva, la utilizan para las contracturas musculares, en reumatología para la artritis y la artrosis y en angiología para úlceras varicosas.

Share This